CAMINAR SOBRE EL AGUA

Por cada cosa que perdemos, ganamos otra.

El accidente de esquí donde Greg Mallory quedó paralizado del pecho para abajo en 1994, no fue razón para detener su espíritu aventurero y amor por la vida.

“Supe que iba a estar en silla de ruedas unos 30 segundos después de caer en aquella colina, pensé ¿qué va a ser de mí? ¿qué tipo de vida voy a tener? quería cambiar lo menos posible.”

Así que comenzó a practicar kayac.

Ahora ha completado su curso en aguas blancas clase V.

En el río, Greg encuentra fuerza, reto y sentido de vivir, dándonos un ejemplo de cómo superar los obstáculos con una actitud positiva y pasión.

Esperamos que les guste.

Y tú, ¿conoces gente como Greg?

Share This